Casa reformada con elegancia y simpleza al estilo minimalista en Tucson, Arizona.

Proyecto de reforma de una casa construida en 1940 por Ibarra Rosano en Tucson, Arizona. paisajismo-jardin-piscina-minimalista

Los propietarios estaban interesados ​​en crear cuartos de baño que hagan juego con la sensación minimalista y contemplativa de los modernos hoteles que había visitado en sus viajes. 
casa-estilo-minimalista-de-Ibarra-Rosano
La casa antiguamente era una modesta casa de ladrillos que impedía la entrada de luz natural a las habitaciones interiores con un espacio incómodo entre la casa y la piscina original.
Reformas en la vivienda Una de las claves para la reforma y rehabilitación de la casa estaba en la eliminación de los grandes y mal construidos espacios interiores, junto con la chimenea de piedra de carga que ha dominado y dividido en dos espacios la vivienda principal.
detalle-constructivo-muros
paisajismo-y-jardines-casa-moderna
Una vez que la chimenea fue derribada, el techo se convirtió en una oportunidad perfecta para una gran claraboya que ahora llena los espacios con la luz del día.  La sala principal fue reformada de tal forma que las antiguas limitaciones de la chimenea voluminosa, se eliminaron por completo y fue posible utilizar parte de esa área de suelo para ampliar el baño principal y armario.
baños-modernos-encimeras-muebles-de-baño-de-madera
baños-reformados-modernos-minimalistas
decoracion-salon-comedor-minimalista
diseño-decoracion-interior-minimalista
fachada-reformada-casa-Ibarra-Rosano
La creación de varios pequeños patios y patios en toda la casa dan una sensación de conexión con el exterior mientras que proporciona refugio y privacidad. 
revestimiento-muros-y-paredes
La piscina, terrazas y una cama pequeña, proporcionan un área ideal para el entretenimiento,  junto aun par de puentes flotantes de hormigón que unen la cubierta principal a una cubierta y chimenea al aire libre lineal.
construccion-piscina-casa-minimalista
 plano-casa
 plano-casa-moderna-Ibarra-Rosano
reformas-en-vivienda-Ibarra-Rosano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *