Revestimiento para piscinas

Revestimiento para piscinas

Para conseguir un acabado de máxima calidad, en la construcción de las piscinas se recomienda seguir los siguientes 3 pasos.

Preparación del soporte.
La importancia de una buena preparación del soporte es fundamental en la construcción de la piscinas ya que incide directamente sobre el acabado final de la colocación del mosaico.

1.- Todo soporte debe tener las siguientes características: limpieza, estabilidad, grado de humedad (inferior a 3% de humedad), y superficie lisa y llana.
2.- Conviene destacar que la estanqueidad de la piscina no corresponde al mosaico sino al vaso de la piscina.
3.- Elección del adhesivo más adecuado. Teniendo en cuenta que el mosaico vítreo tiene una absorción casi nula y que se puede colocar tanto en interiores como en exteriores, se recomienda la utilización de un adhesivo que tenga como mínimo la clasificación C2TE. Esta recomendación es para la colocación sobre soportes de hormigón. Para otro tipo de soportes deberá asegurarse de que sea el correcto.

piscinas-mosaico

cubiertas-piscinas
Fotos Piscinas
piscinas-diseñopiscinas-revestimientocasas-con-piscina

Consejos para el buen cuidado del revestimiento de nuestra piscina

Al igual que cualquier material, los acabados finales o revestimientos de las piscinas necesitan un cuidado diferente en función del tipo de material del que se trate. La “cara bonita” de nuestra piscina debe cuidarse ya que con el paso del tiempo puede ir perdiendo ese atractivo inicial que tiene nada más instalarse.

Uno de los cuidados más importantes a la hora de proteger el revestimiento de una piscina, es el de mantener el agua con unos altos niveles de calidad. El que valores tales como ph, cloro, dureza, alcalinidad… estén correctamente calibrados resulta sumamente importante.

Conceptos básicos a tener en cuenta en el cuidado de los revestimientos:
– Calibrar los valores de la piscina correctamente. (ph, cloro, salinidad, dureza…)

– Limpiar la línea de flotación, mínimo una vez a la semana, ya que es la zona que más rápido se degrada debido a que es dónde más grasa se deposita.

– Utilizar los productos químicos correctamente, tanto en cantidad como en su aplicación, y vertirlos preferiblemente en la zona de los skimmer. Si los depositamos directamente en el agua de la piscina, podemos llegar a decolorar o incluso estropear el revestimiento.

– Utilizar siempre productos específicos para el tratamiento del agua en piscinas o utilizar sistemas alternativos como la cloración salina, ultravioleta.. que nos ayudarán a tener mejor calidad de agua.

– Intentar vaciar las piscinas el menor número de veces posible y volver a rellenar cuanto antes. -Cuando la piscina está vacía, el revestimiento está más expuesto que nunca a los agentes externos, la caída de objetos o cualquier otra incidencia que pueda deteriorarlo.

– No tener el agua a temperaturas muy elevadas. Generalmente, a partir de 28º resulta más fácil que los microorganismos ataquen al revestimiento al ser más fácil su adherencia a la superficie. – Recordemos que cuánto más alta es la temperatura, necesitamos que el tiempo de filtración y limpieza sea mayor ya que el agua se deteriora más rápidamente. Si se trata de instalaciones en dónde la temperatura del agua tiene que ser siempre elevada, poner aún mayor énfasis en su mantenimiento.

– El uso habitual de limpiafondos, preferiblemente automáticos, nos permitirá tener siempre limpia la piscina, lo cual favorecerá a un mejor mantenimiento del revestimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *