Entrevista arquitecto Joaquín Galán Vallejo.

Entrevista en exclusiva al arquitecto Joaquín Galán Vallejo.

Arquitecto Joaquín Galán Vallejo se formo como arquitecto en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Sevilla. Dirige su primera obra (Pabellón español) para la Expo’92 de Sevilla, en 1992 funda su propio estudio de arquitectura desde entonces ha participado y ganado numerosos concursos. Durante los últimos 15 años, se ha especializado en Arquitectura Hospitalaria, realizado obras en todos los hospitales públicos de Málaga, centros de salud, así como algunos en el extranjero.

arquitecto Joaquín Galán Vallejo

Hoy en Arquitexs entrevista en exclusiva al arquitecto Joaquín Galán Vallejo.

1. ¿Como se define así mismo Joaquín Galán Vallejo?
Nunca resulta fácil definirse a uno mismo, porque habría que matizar muchas cosas, soy Arquitecto, pero me interesan mucho otros campos. Entre ellos, Ingeniería, Medicina, Economía, Filosofía, Historia, Cine, Literatura, otras Artes, pienso que siempre se puede aprender de todo, y como la vida es limitada, para saber de muchas disciplinas, tienes que seleccionar, quien las conoce mejor y ellos te permite centrarte y aprender, lo mejor de cada ciencia y cada persona, y evitar la dispersión en el conocimiento, buscando siempre el lado práctico y aplicable en tu vida, de cada área de conocimiento.

2. ¿Nos podría definir un concepto propio de arquitectura?
Lo podría definir con tres conceptos en los que baso mi arquitectura:
-El primero, es que la arquitectura, debe ser correcta desde el punto de vista formal, académico, estilístico y fiel reflejo de la época en que vives, pero si ese edificio u obra no transmite emociones positivas y puede llegar a interesar a una persona ajena a la Arquitectura, tanto en su aspecto exterior, como interior, entonces es que algo falla.

– El segundo es que un edificio, es una idea construida, incluso se podría decir que debe haber alguna filosofía, que guíe luego todo el proyecto, con lo cual hay una gran coherencia entre interior y exterior. Evidentemente, procurando que su aspecto exterior genere emociones positivas. Si no, el edificio no tiene alma. Y puede llegar a convertirse en una figura más o menos aparente, cuyo interior se completa, para cumplir un programa y un presupuesto. sin relación entre interior y exterior.

– Finalmente el tercer concepto, está basado en que un edificio, a pesar de que tiene su propio estilo debe integrarse con su exterior, de modo que poco a poco la gente lo vaya descubriendo y haciéndolo suyo. Tal vez, por eso intento hacer una Arquitectura minimalista, pero no fría, sino cálida y que transmita. Además cuanto más complejo, sea un edificio como en el caso de los hospitales, más simple y funcional debe ser muy simple en su diseño, (frase que , en inglés llamó la intención en una serie de conferencias en EE.UU), aunque siempre evitando que sea anodino e impersonal.

3 ¿Cuáles fueron los principales referentes que incidieron en su formación y actualmente en sus obras?
Mi abuelo era militar y pintor (una mezcla curiosa), mi padre, tenía una gran capacidad matemática, dirigía una gran empresa relacionada con la arquitectura, donde yo colaboré desde niño con él dibujando planos. Desde los 11 años, veía maquetas, obras y planos, desde aeropuertos a hospitales e ir y venir arquitectos, luego la suerte estaba echada. Estudié la carrera en los años 80, todos sabemos la exuberancia que caracterizaba aquella época, incluso en la arquitectura, ya entonces, me di cuenta que aquella moda que triunfaba en esa época, era solo eso una moda..que no llevaba a ningún sitio, con lo cual intenté desde el principio no dejarme influenciar por profesores, y conseguir los más asépticos…y de hecho eso ha sido una constante en mi carrera. Conseguir un estilo propio, que se pueda ir adaptando a los tiempos, como dice un famoso libro, “Las cosas deben cambiarse, para que puedan ser las mismas que eran”. Me influyeron arquitectos como: Siza, Cruz y Ortiz, Rem Koolhas, Souto de Moura, Chipperfield, Campo Baeza, Moneo y en la raiz, Mies, Terragni, etc.

4. ¿En que momento de su carrera profesional comienza a especializarse en arquitectura hospitalaria?
Alguien dijo que: “a veces, las cosas que parecen provisionales en esta vida son las que más tiempo duran”. Yo comencé con mi primera obra hospitalaria, porque construía un edificio destinado a ambulancias y personal médico, dentro de un recinto hospitalario….Me preguntaron si podía aceptar un encargo, que ya habían rechazado otros arquitectos, lo acepté, la obra acabó bien, pero descubrí un mundo que no conocía y se me presentó un reto, ya que no solo había que hacer arquitectura, resolviendo un programa funcional, sino en este caso, era realmente complejo por la cantidad de problemas técnicos a resolver…y aunque el presupuesto era más holgado que en otros campos de la arquitectura además te obligaba a adquirir fuertes conocimientos de ingeniería para coordinar todos los profesionales que intervenían en el proyecto. Por otra parte, la arquitectura incidía muy fuerte en el aspecto de la psicología del usuario, ya que era un usuario permanente, un proyecto llevo a otro, después de 15 años y 250 obras. me especialicé en ese campo. Sería mi valor añadido, como se dice en economía.

5 ¿Cuáles cree que son las necesidades humanas más importantes a satisfacer en un edificio diseñado para hospital?
En principio cualquier hospital o especialidad hospitalaria, debe ser funcional, ágil y rápida en la facilidad de uso, tanto para facultativos, personal auxiliar, como para el usuario. En segundo lugar, debe parecerse lo menos posible a un hospital tradicional (en el buen sentido), la gente tiene que sentirse bien, cómoda, con independencia del servicio hospitalario que usa, teniendo en cuenta que quien va allí no va porque quiere sino porque lo necesita, y además puede pasar muchas horas allí. se le debe compensar de algún modo, mediante el uso de la luz, materiales, colores, etc. Cuando te encargan un hospital, siempre te dicen, procura que se parezca (salvando las distancias) a un hotel. Finalmente, las comunicaciones deben ser claras. Nadie debería perderse dentro de un hospital buscando una especialidad médica concreta, o visitando a un paciente.

6. ¿Tiene alguna corriente o estilo arquitectónico que le sirva de inspiración?
Puesto que yo, ya hacía previamente arquitectura muy minimalista, descubrí que mi estilo arquitectónico encajaba perfectamente con la arquitectura hospitalaria. Permitía una puesta en obra y posterior mantenimiento de las instalaciones muy fácil. Por otra parte, posibilitaba la posterior instalación del equipamiento, e incluso permitía un posible cambio de uso posteriormente, Puesto que la variedad de tipologías en hospitales es reducida, suelo visitar, cualquier nueva obra hospitalaria siempre que puedo, tanto en España como en el extranjero, dado que el número de arquitectos especializados en este sector es reducido, siempre puedes aprender algo nuevo, y evitar errores si puedes. E intento seguir cualquier obra publicada en este sector en revistas o internet.

7. ¿Color, forma y material de preferencia a la hora de construir?
El color combinado con la luz, (sea natural o artificial), incide de un modo directo, en el estado emocional de una persona, sin llegar a la sofisticación que se alcanza en algunos hoteles de gama alta. En los hospitales se elige determinadas gamas de colores, según el tipo de actividad. Por ejemplo cuando se trata de zonas de hospitalización y encame, se buscan tonos que generen confortabilidad, comodidad, confianza, positividad, etc a personas que pasan largos periodos de tiempo en esas estancias, eso se complementa con una iluminación adecuada. En zonas de tránsito, salas de espera, o zonas comunes, te permite jugar con combinaciones de color, más amplia, pero preferentemente se usan colores más claros, para compensar la falta de luz natural. En áreas más estrictamente, médicas, como quirófanos, unidades de cuidados intensivos, paritorios, radiología, laboratorios, etc se opta por otro tipo de colores, que faciliten la labor de médicos y especialistas, además del propio paciente. Y como ejemplo singular a veces en unidades de hospitalización de pediatría, se opta incluso, por diferenciar el color de cada puerta debido a que los niños, a veces no recuerdan el número, pero si recuerdan el color. No hay reglas escritas, pero si ciertas normas que se aprenden con el tiempo. Afortunadamente, los hospitales suelen contar con presupuestos algo más holgados que otros edificios, con lo cual se escogen materiales no convencionales, como vinilos, pintura con sílice, trespa, cristales tintados, luminarias especiales de bajo rendimiento, techos registrables no convencionales, (es necesario diseñar los planos de techos casi con igual minuciosidad que las plantas), suelos que eviten resbalamientos, etc. En definitiva, materiales de fácil mantenimiento y durabilidad, independientemente de que sean caros. Las formas deben ser claras, lineales y limpias, pues no debemos olvidar que estamos ante una arquitectura, que cumple un programa, funcional y técnico muy complejo, por tanto cuanto más simple sea el espacio, más flexibilidad de uso tiene.

8. ¿Que es lo primero que analiza cuando se enfrenta a un nuevo proyecto?
Cuando te encargan un proyecto hospitalario, primero analizas el programa, lo sectorizas, y a continuación, cuando ya tienes la idea global del edificio u obra que vas a construir, lo más importante es elegir adecuadamente la ubicación de las comunicaciones verticales, y sectorizar las horizontales, Esa decisión, condicionará la ubicación y forma de todo el grupo de especialidades, que obligatoriamente deben ir conectadas entre si, aunque estén en distintas plantas. Desde el punto de vista formal, un hospital, centro de salud, o centro de alto rendimiento, no deja de ser un hito arquitectónico, que influirá en su entorno urbano, con lo cual el edificio debe ser singular, pero no estridente, y funcional pero nunca debe ser monótono y anodino.

9. ¿Como se diseña un proyecto con un equilibrio razonable entre valor arquitectónico, utilidad y costo?
Cuando tienes cierta experiencia en el campo hospitalario, normalmente los ratios en presupuestos por M2 suelen ser muy similares, no solo en España o Europa, e incluso en otros continentes, con lo cual más o menos ya sabes que lujos arquitectónicos te puedes permitir o no. Si es un edificio no hospitalario, ya dependes mucho del presupuesto con el que cuentes, pero la buena arquitectura, no tiene porque ser cara, sino que se debe hacer un uso racional del presupuesto, para equilibrar su valor arquitectónico con la funcionalidad, y controlar exhaustivamente el costo. En España el arquitecto cuando selecciona un material, debe ser consciente de su coste, hay otros países en que el arquitecto solo diseña y es otra persona quien hace la valoración, lo cual genera un incremento de costes o bien, se devuelve al arquitecto el proyecto para modificarlo.

10. ¿Cual considera que es su proyecto estrella?
En el campo hospitalario, mi mejor proyecto creo que fue uno de los primeros, el Centro de Salud de Huelin, (allá por el año 2000) porque a pesar de que es un proyecto, muy minimalista e intenta pasar casi desapercibido a pesar de tener gran tamaño, situado en el comienzo de un parque, y considerando que solo tiene una planta y sótano, con el tiempo, ha sido elegido mejor edificio Sanitario por la Universidad de Málaga y la de Sevilla y publicado en una recopilación de la historia de la arquitectura moderna desde 1900, hasta principios de este siglo. Con posterioridad ha sido ya publicado en numerosas publicaciones, muchas en el extranjero, y a título personal, se da la anécdota que la gente cuando quiere desplazarse a esa zona, no dice el nombre de la calle al taxista, sino que piden que le lleven a donde está ese centro de salud.
Como edificio no hospitalario, elegiría la Nueva Facultad o como se denomina, “Aularios de Derecho en Granada”, porque el edificio, grande y aparentemente opaco al exterior, con franjas prolongadas acristaladas, cede su protagonismo a un monasterio del siglo XIV situado detrás del solar. Sin embargo, el edificio se mimetiza, girándose dejando la parte más baja. Para mantener las vistas del edificio, tiene tonalidades parecidas, y en vez de crear controversias por su estilo moderno en pleno casco antiguo, (en una ciudad tan sensible en temas de patrimonio), ha sido bien acogido, y prácticamente todo el mundo conoce allí el edificio, e incluso gente que lo visita se sorprende, por los espacios interiores, tan luminosos que nadie imagina ante un exterior sobrio y aparentemente casi opaco. Pequeño homenaje, (salvando las distancias) a La Alhambra. También ha sido muy publicado, e incluso revistas que solo publican obras recientes decidieron incluirlo. A pesar de que fue terminado en 2005.

11 ¿Qué compromisos debe tener un arquitecto con la sociedad? Y, ¿la sociedad con la Arquitectura?
Un arquitecto tiene un compromiso con la sociedad importante, pues un edificio es un hecho cultural, e influye en su entorno, no solo en los usuarios que lo usan cada día. Con lo cual debería diseñarse no solo atendiendo a su correcta funcionalidad, sino que se debe cuidar el mensaje que deja en la ciudad, pues esta .no deja de ser un conjunto de edificios, regulados por unas normas urbanísticas. Una ciudad con buenos edificios hacen que la gente se identifique con su entorno. Además la arquitectura, modela la vida de todos, y se debe ser consciente de ello, cualquier entorno no natural que tú uses, alguien lo pensó antes.
La sociedad debería apreciar más la figura del Arquitecto, no como un mal necesario para resolver un problema funcional, estructural o legal, sino que debería valorar todo lo que aporta un edificio, y no solo ver la arquitectura, como un capricho estilístico de un profesional. En estos tiempos en que los edificios excesivamente singulares, son los que acaparan la atención de los medios. Sin ver que al final, el progreso y cultura de una sociedad se refleja en los edificios que construye. En mi opinión, la excesiva liberalización del sector, está llevando a que los edificios sean un objeto de consumo más, que queda casi obsoleto, al poco tiempo de acabarse. Porque parece que solo se valora lo inmediato y fácil de entender e incluso se llega a elegir al arquitecto, por ser que más barato cobra. En países de nuestro entorno adoptan honorarios mínimos cuando aquí existían y los eliminamos. Con el tiempo creo que la cordura se volverá a imponer.

12. ¿Si mira al futuro que ve? ¿Cree que se deberían proyectar obras energéticamente más autosuficientes o de diseño sostenibles?
Afortunadamente la arquitectura y la ingeniería evolucionan rápidamente desde el punto de vista técnico, a pesar de las crisis. Hoy día se puede diseñar edificios energéticamente casi autosuficientes, y sostenibles sin un sobrecosto excesivo. Pero eso es compatible, con mantener el edificio como un hecho cultural, y no dejarnos llevar por las modas, en que todo se supedita a lo verde y sostenible, olvidando que no estamos diseñando un electrodoméstico de bajo consumo, sino algo más. Hay quien pontifica con lo verde de un modo tan absurdo, que se olvida que tenemos más de 3000 años de historia y solo somos un paso más en esa historia. No vale que un edificio sea muy verde y sostenible si no expresa nada más. La gente no compra siempre lo más barato.

13. ¿Cual seria el mensaje de Joaquín Galán Vallejo a futuros arquitectos?
Que sean conscientes de que es una profesión dura, a veces ingrata, y que, como en otras profesiones, siempre se empieza de nuevo, pero que tiene muchas compensaciones, y te permite ver el mundo con otros ojos, además de ser una profesión en la que siempre aprenderás de otras especialidades, pero requiere mucha vocación sí se escoge esta carrera. Y que estén preparados para trabajar en equipo, que entiendan la competencia como una oportunidad de mejorarse día a día. No como una rivalidad con su compañero de trabajo, que llevará al final, a intentar conseguir el encargo, solo por la vía de bajar honorarios, cuando en el fondo, se perjudica incluso quien se lo lleva, (porque sienta un precedente). Tengo la esperanza, de que con el tiempo todo esto se reequilibrará. Y como consejo final pero no menos importante, que no olviden que ya no existen fronteras, y deben estar preparados para un mercado global y prepararse para ello si o si.

 Sitio web  Joaquín Galán Vallejo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *