El estudio RCR gana el Premio Pritzker 2017, considerado Nobel de la Arquitectura

El estudio RCR gana el Premio Pritzker 2017, considerado Nobel de la Arquitectura.

Hasta ahora Rafael Moneo era el único español galardonado. Este año 2017 Rafael Aranda, Ramon Vilalta y Carme Pigem reciben el galardón más prestigioso de su disciplina.

Bell–Lloc-en-Palamos

El estudio de Olot (Girona) RCR ha sido reconocido este jueves con el Premio Pritzker 2017, considerado Nobel de la Arquitectura, por su unión del paisaje y de la arquitectura en sus edificios íntimamente conectados con el espacio y el tiempo, ha destacado el jurado en el fallo del premio en Chicago.

Casi tres décadas de trabajo en espacios públicos y privados. Los tres arquitectos originarios de Olot han trabajado juntos desde la fundación de su firma RCR Arquitectes, en su localidad natal en 1988. “Su trabajo demuestra un compromiso inflexible con el lugar y su narrativa, armonizando la materialidad con la transparencia. Rafael Aranda, Carme Pigem y Ramón Vilalta buscan conexiones entre el exterior y el interior.

españoles-Rafael-Aranda-Carme-Pigem-y-Ramon-Vilalta-ganan-el-premio-Pritzker-2017

Entre sus proyectos se encuentran La Cuisine Art Center (Nègrepelisse, Francia, 2014), el museo Soulages (Rodez, Francia, 2014), La Lira (Ripoll, Girona, 2011) o Bell-Lloc (Palamós, Girona, 2007).

Según Tom Pritzker el presidente de la Fundación Hyatt, el trabajo de los arquitectos demuestra un compromiso con el lugar y sus narrativas que armoniza materialidad y transparencia con conexiones entre el exterior y el interior, creando una “arquitectura emocional y experiencial”, ha anunciado la organización.

“El respeto por lo existente y la convivencia entre lo local y lo universal” es lo que ha visto en sus trabajos un jurado preocupado por un mundo en el que lo genérico está arrasando a lo particular. El Pritzker premia este año la estrecha colaboración entre los tres proyectistas y la búsqueda de la universalidad desde el cuidado de las raíces, al reconocer a este trío cosmopolita y a la vez de pueblo que desde que se conocieran en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura del Vallès de la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC) apostó por diseñar a seis manos.

Pritzker ha destacado que los tres arquitectos Rafael Aranda, Carme Pigem y Ramon Vilalta han estado trabajando de forma colaborativa durante casi tres décadas, impactando con su disciplina su entorno inmediato.

Rafael-Aranda-Carme-Pigem-y-Ramon-Vilalta

MINIMALISMO Y NATURALEZA

Aunque los integrantes del estudio RCR (las iniciales de los nombres de pila de sus tres miembros) consideran que arquitectura solo hay una —“la que contribuye al bienestar físico y espiritual”—, en una era en la que la disciplina se debate entre ser posticónica o aceptar la construcción como fondo de inversión, ellos defienden un valor clásico: la belleza, “fundamental para todo en la vida”. Premiando a RCR, el Pritzker deja atrás la defensa de una arquitectura social (las construcciones de emergencia de Shigeru Ban o las viviendas incrementales de Aravena) determinante para apuntalar el futuro de la profesión. La obra exigente, de factura artesana y corte minimalista de RCR supone un reconocimiento a la arquitectura entendida como una forma de arte que incide en la vida cotidiana sin renunciar a sus aspiraciones estéticas.

Premio Pritzker 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *