Entrepisos de Fácil Montaje Tradición Obra Húmeda

Materiales para construir entrepisos y techos livianos. 
Características de las losas que combinan el montaje en seco y la obra húmeda.
Cuando los constructores deciden prescindir de los encofrados para realizar losas, las viguetas son las preferidas por su rapidez de montaje . La ventaja principal de este sistema constructivo es que las piezas se transportan fácilmente hasta su posición final. Cada vigueta de hormigón pesa unos 15 kilos por metro lineal. Además, son más livianas que el hormigón macizo y aportan una aislación termo acústica eficiente.

ENTREPISOS. LAS VIGUETAS COMBINAN LA RAPIDEZ DEL MONTAJE EN SECO Y LA TRADICIÓN DE LA OBRA HÚMEDA

ENTREPISOS-VIGUETAS-COMBINAN-MONTAJE-
Finalizada la etapa de montaje en seco de vigas y bloques, será necesario apuntalar la estructura . El paso siguiente será disponer una malla de acero anti fisuras y colar una capa de compresión. En cuanto a los bloques que se deben incluir entre cada viga portante, se puede optar entre varias alternativas.
Una opción son los ladrillos cerámicos para techo: Se fabrican con tres alturas diferentes adecuadas a la luz que cubre la viga. Por cada metro se deben colocar 3 o 4 bloques (se fabrican en varios largos, según la marca). Su peso ronda los 7 kilos por unidad. Son baratos (4,50 pesos cada uno) pero, por su fragilidad, requieren precaución en el acopio en obra.
Los bloques de poliestireno: Son barras macizas con una sección similar a la de los ladrillos. Se necesita una sola pieza para cubrir un metro lineal, Al tener pocas uniones, se minimiza el escurrimiento del hormigón al realizar la capa de compresión. Cada unidad pesa un kilo por m2. Y en su cara inferior presenta un ranurado que facilita la adhesión del material del cielorraso. Se consiguen por unos 14 pesos cada uno.
Una variante de este bloque es el ladrillo de poliestireno de un tamaño similar al de los ladrillos cerámicos. Se necesitan 6 piezas por cada m2 de losa y su peso es despreciable (menos de un kilo). Por eso, para evitar que se muevan o vuelen durante la colocación, se fabrican con un encastre. Al ser huecos, los canales interiores facilitan el pase de cañerías, y mejoran el comportamiento térmico del conjunto.
También se consiguen viguetas con relleno de poliestireno: Estas piezas tienen 25 cm de ancho por una longitud variable de hasta 7 metros. Se colocan una junto a otra para conformar una losa. La ventaja respecto a las opciones anteriores es que no es necesario realizar cielorrasos. La cara inferior es lisa (el hormigón está vibrado) y queda lista para pintar. El costo de la vigueta varía con la luz a cubrir y promedia los 90 pesos por m2.
Para ejecutar un contrapiso sobre estas losas, lo ideal es aprovechar los agregados livianos como las perlas de poliestireno (250 kg/m3) e incrementar de paso la aislación térmica. Otra opción es la pometina, que se extrae naturalmente de la piedra Pómez. En ambos casos no es necesario agregar arena a la mezcla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *