LA VIDA DEL ARQUITECTO Y ARTISTA MARIO BOTTA

Mario Botta, arquitecto contemporáneo, vive en Ticino, un cantón pequeño en el sur de Suiza, en un extraordinario y hermoso paisaje separados por los Alpes del resto de Suiza.
arquitecto-Mario-Botta-
 
Los proyectos del arquitecto Mario Botta: La mayoría de sus proyectos se han construido a pocos kilómetros de Lugano, donde Mario Botta obras. Esta área refleja la situación peculiar de Suiza: políticamente es suiza, pero culturalmente es el italiano. Esta configuración de alguna manera ha producido una empatía inusual entre los arquitectos practicar aquí, y ha inspirado a lo que Mario Botta describe como “un amor por el propio hábitat, en una tradición constructiva que es extremadamente riguroso y  exigente de la vida ‘ .
Mario Botta nació en Mendrisio el 1 de abril de 1943: Asistió a la escuela primaria en la escuela secundaria y Genestrerio en Mendrisio. Por su propia admisión, nunca Mario Botta le gustaba ir a la escuela, el tiempo que podía recordar, a los 15 años, Mario Botta dejar la escuela y se convirtió en un dibujante en el estudio de arquitectura de Carloni y Camenish en Lugano, Suiza.

Arquitecto Mario Botta y el dibujo: En esa capacidad, Mario Botta desmineralizada antes de que su talento natural para el dibujo podría llevar a su elección final de carrera en la arquitectura.

Arquitecto Mario Botta y su primer Proyecto: Después de tres años como dibujante, Mario Botta se convirtió en un aprendiz y se le dio su primer proyecto de diseño importante. Mario Botta fue puesto a cargo del diseño de un nuevo complejo para reemplazar a la casa parroquial de Genestrerio que iba a ser demolido cuando un camino de la aldea se amplió. La emoción y el entusiasmo con el que Mario Botta desarrollado y completado esta primera responsabilidad importante del diseño nunca lo ha dejado.
dibujos-mario-bota 
En 1961, arquitecto Mario Botta salió de la oficina de Carloni y Camenish Asistir a la universidad de arte en Milán, Italia. Se describe a sí mismo como alumno externo que no asistieron a clases, pero preparado sus lecciones solo, luego se sentó para los exámenes finales en la escuela.

Después de su graduación, arquitecto Mario Botta viajó a Venecia: Para inscribirse en el “más sofisticado y menos técnica de las escuelas de arquitectura italiana,” el Instituto Universitario di Architettura (UIA). Mario Mario Botta se mantuvo en Venecia desde 1964 hasta 1969, durante esos años, a través de una combinación de suerte y perseverancia, Mario Botta fue capaz de hacer contacto con tres gigantes de la arquitectura mundial de Le Corbusier (1965), Louis Kahn (1969) y Carlo Scarpa, que fue uno de sus maestros y su profesor de tesis. Mario Botta créditos de su asociación con estos tres por el hecho de que Mario Botta está “condenado” a hacer así: “Yo no puedo permitir que no se debe hacer así..”. Le Corbusier se ha caracterizado por Mario Botta como, para él, “la historia de la arquitectura.” Corbusier representa, en la formación temprana de Mario Botta, la mayoría de sus impresiones de la arquitectura moderna, así como la idea de que la profesión de la arquitectura puede ayudar a la sociedad.

Arquitecto Mario Botta trabajó en el taller del maestro con Jullian de la Fuente y José Oubrerie en un proyecto de nuevo hospital de Venecia. Mario Botta fue allí seis meses, pero el maestro murió al comienzo de su mandato. Su influencia, sin embargo, ha sido de larga duración.

El proyecto del hospital se exhibió en 1967 cuando Mario Botta diseñó su primera casa unifamiliar en Stabio en Ticino, Suiza, para un amigo. Mario Botta fue en su primer año de la escuela de arquitectura y acababa de terminar el trabajo en el taller de Le Corbusier. La casa estaba destinado a expresar el contraste entre el hombre y la naturaleza. Mario Botta describe su tiempo de diseño como una preocupación por “la calidad de la” artificial “, lo que ha sido diseñado por el hombre y, como tal, a diferencia de la dialéctica de la naturaleza”. Este proyecto es un ejemplo de las enseñanzas de Le Corbusier en el uso de la luz, en la organización espacial, y en la expresión de la estructura de hormigón visto.
mario_botta- 
San Francisco Museum of Modern Art (SFMOMA) 
1969 Mario Botta tuvo la oportunidad de conocer a Louis Kahn, que estaba en Venecia para instalar la exposición de su proyecto para el nuevo Palacio de Congresos (Palacio de Congresos) en el Palazzo Ducale. Mario Botta consideró que era muy importante para cumplir con Kahn, y logró que le ayudara con la exhibición y para ayudar a Kahn en la realización de los planes para ese edificio.
Arquitecto mario Botta y Kahn Del tiempo en Venecia, Mario Botta ha sugerido que él y Kahn no entendemos muy bien. Kahn no hablaba italiano, Mario Botta nada de Inglés, por lo que todas las conversaciones se produjo a través de un intérprete.

La brillantez de Kahn, su capacidad para extraer cualquier problema de arquitectura a su esencia, y su capacidad de definir claramente el objetivo y la profundidad de un problema grabada una impresión permanente en Mario Botta. No sólo fue posible pedir la famosa pregunta de Kahn “¿Qué tiene el edificio quiere ser”, pero en su contacto con Kahn, Mario Botta encontrado la respuesta: “No es lo que quieres, es lo que sientes en el orden de las cosas que le dice lo que el diseño “. Carlo Scarpa, quien actuó en calidad de profesor y examinador de final en la realización de estudios de Mario Botta en Venecia, Mario Botta mostró las “innovaciones de la arquitectura moderna, ya que fueron interpretadas por el movimiento neo-racionalista”.Scarpa también imparte a su discípulo apt su intenso amor por los materiales, para la composición y el orden de esos materiales, y las diferencias entre sus expresiones.Scarpa sensibilidad hacia la comprensión de su estructura y su preocupación por los detalles materiales de forma inteligente dio Mario Botta una dirección filosófica y una apreciación, incluso para los materiales más comunes que ha caracterizado toda su obra construida.

Después de graduarse de la UIA en Venecia, Mario Botta regresó a Suiza para trabajar como arquitecto profesional con un estudio en Lugano. Mario Botta primera obra construida después de la graduación fue una casa unifamiliar en Cadenazzo en Ticino, a partir de 1970 a 1971. El tener sólo unos pocos meses antes de completar su trabajo con Louis Kahn en Venecia.lecciones de Kahn siempre una nueva visión de Mario Botta:

… La luz, el silencio y la memoria de la entrada como elementos estructurales y esenciales de la arquitectura. . . Arquitectura, más allá de las imágenes fantásticas y una vocación mesiánica, se propone de nuevo todos los días como un sistema de vida, como una profesión, un trabajo, un oficio. Ahora, en esta perspectiva de la arquitectura es esencialmente para mí, es un sistema para vivir, para ver y evaluar lo que me rodea. Con este accesorio cada tema, cada motivo de trabajo se convierte en una aventura nueva y fascinante, un encuentro de ensueño y la confrontación en la lucha por la transformación de la realidad.

La carrera del arquitecto Mario Botta ha prolongado durante más de dos décadas ocupado, además de su práctica, Mario Botta ha sido profesor visitante en la Escuela Politécnica Federale de Lausanne, Suiza, para los últimos diez años. En 1982, Mario Botta fue nombrado miembro de la Comisión Federale Svizzera delle Belle Arti, y en 1983, se convirtió en miembro honorario de la Bund Deutscher Architeckten (BDA).
El Instituto Americano de Arquitectos (AIA) Otorga becas de honor a Mario Botta en 1984.

Hoy, Continúa su docencia activa en Europa. América del Norte y América Latina.
Los proyectos del arquitecto Mario Botta muchosm han sido casas unifamiliares.

Para él, la casa de una familia Incluye los problemas y los objetivos de toda la disciplina de la arquitectura. Continuando las ideas de Kahn, Mario Botta cree en la organización de la relación entre el hombre y la naturaleza y la caracterización distintiva del hombre en relación con su propio entorno.
Está muy interesada en la historia y en el estudio del hábitat del hombre a través del tiempo. Debido a que la casa ha sido una constante a través de la evolución de la historia, Mario Botta se siente este tipo de arquitectura merece el estudio y elaboración. No sólo las necesidades indivi-duales, pero las necesidades colectivas de las sociedades que le fascinan. Otro tema que impregna sus casas de una sola familia es la búsqueda de las raíces de un diseño y la identidad del hombre en un lugar determinado.

Los proyectos de la casa de Mario Botta son numerosos, los más notables son las casas unifamiliares en Suiza en Stabio (1965-1967); Riva San Vitale (1972-1973); Ligornetto (1975-1976) con Martin Boesch; Pregassona (1979) con Rudy Hunziker; Massagno (1979-1981); Stabio (1980-1981); Viganello (1981-1982); Origlio (1982), y Superior Morbio (1982-1983).

Las tradiciones culturales son importantes en los proyectos de Mario Botta, y sus formas se derivan de – pero no copiado de – “el medio ambiente como un testimonio de la historia y la memoria”.
Desde sus casas de la década de 1970 Cuando los proyectos se concibieron como una metáfora agraria con una estructura lineal, asimétrico, diseños Mario Botta han evolucionado a más partis formal en un eje central por lo general lleva una escalera hacia el norte, la vista enmarcada en el sur, y un muy estudiado y estructurado tragaluz como una corona. Su forma de las casas son volúmenes simples, elementales en el exterior es independiente desde el interior. planificación interna se desarrolla con una rejilla y sugiere una superposición de planos que introducen los puntos de vista cuidadosamente enmarcado y vistas de largo en el interior, que recuerda a los tiempos antes de que el paisaje del Tesino fue consumido por un auge de la construcción.

Otros proyectos en Suiza de Mario Botta incluyen a muchos con su compañero de arquitectos del Ticino: la escuela secundaria en Morbio Inferiore con Emilio Bernegger, Hunziker Rudy, y Luca Tami (1972-1977), la biblioteca del convento de los capuchinos en Lugano (1976-1979), el centro artesanal en Balerna (1977-1979) con Leuzinger Remo, y el Banco Estatal de Friburgo en Friburgo (1982).

Es aficionado a las competiciones ha presentado numerosas entradas, como algunos esfuerzos individuales, otros como los gestos de colaboración. Entre ellos se encuentran los planes para un proyecto de renovación urbana en Lugano (1970), el plan maestro de la nueva Escuela Politécnica de Lausana en Lausana (1970), con Tita Carloni, Aurelio Galfetti, Ruchat Flora y Luigi Snozzi, la escuela de Locarno (1970 ), el nuevo centro administrativo en Perugia, Italia (1971) con L. Snozzi, la ampliación de la estación de tren de Zúrich (1978) con L Snozzi, y el proyecto de renovación urbana en Basilea (1979).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *